LA CONTEMPORANEIDAD DESDE EL SUR. COLECCIÓN DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

Del 19 de febrero al 31 de mayo de 2014.

Un hecho fundamental en la Málaga de principios de los setenta fue la creación de la Sala de Exposiciones de Diputación, en el Palacio Provincial, pues aunque ya había habido un interesante precedente en la Sala de la Casa de la Cultura y el propio Ateneo que acababa de nacer, la especial relevancia del proyecto de Diputación consiste en que será el inicio de una colección, que hoy se ha convertido en única, pues siguiendo la costumbre de la época de donar los creadores una obra para la institución, la acertada selección de artistas le ha dado la importancia que hoy día tiene. Posteriormente la Diputación inició una inteligente política de adquisiciones que mantiene actualmente y que le ha dado la oportunidad de completar las generaciones, e incluso renovar sus fondos con obras actuales de muchos de los creadores.
Gracias a ello hemos podido preparar esta ambiciosa exposición que hace un recorrido por cinco generaciones de artistas malagueños, e incluye a algunos foráneos muy representativos del momento histórico y que nos ha permitido añadir a los pintores veleños que están presentes en dicha colección. Además están recogidas diferentes técnicas, aunque dentro de la ortodoxia de las artes plásticas tradicionales, puesto que a la obra pintada y esculpida, se le une obra sobre papel en sus diversas modalidades, lo que le confiere, además de una gran riqueza plástica, una gran aportación educativa.
Presentar en el Centro de Arte Contemporáneo Francisco Hernández de Vélez Málaga a lo más representativo del arte malagueño desde la Generación del cincuenta hasta la del Noventa, nos da la posibilidad de estudiar las evoluciones, las influencias y las peculiaridades de manera particular y colectiva de nuestros artistas, con la perspectiva que nos da el tiempo, que nos posibilita juzgar de manera mucho más objetiva y por tanto mas certera. Pero sobre todo, lo que nos permite es dar a conocer a las nuevas generaciones de usuarios del arte, la obra de los artistas que por su edad no han podido disfrutar y a los mayores, acercarse a los artistas más jóvenes que están aún inmersos en la búsqueda de sus caminos de expresión.
Málaga representó en los años cincuenta un fenómeno diferencial, ninguna otra provincia andaluza contó con un numero de artistas tan numeroso interesado por la contemporaneidad y el hecho de que conformen una generación o no, es una mera discusión académica, lo que fue una realidad es que un grupo de jóvenes, sin escuela, ni bibliotecas o librerías especializadas, rompieron con el caduco pasado artístico de la ciudad y se lanzaron a la aventura de convertirse en artistas comprometidos. Iniciaron un camino, crearon unas maneras, desde el informalismo abstracto, la neofiguración informal, la abstracción geométrica, la abstracción pura, la pintura cibernética, el neosurrealismo, o el pop, que definió una nueva escuela malagueña, tan dispar, ecléctica y diversa que ha permitido que las siguientes generaciones aprendieran lo fundamental de sus enseñanzas, que es la libertad en los estilos y lenguajes. Así, posteriormente, tendremos artistas conceptuados dentro de la neofiguración de los setenta y principios de los ochenta, el neoconceptual, la pintura psicodélica, el realismo social, etc., hasta llegar a los llamados la generación reflexiva de los noventa.
Se completa la exposición con una serie de obras adquiridas en diferentes ediciones de la Feria de Arte Contemporáneo ARCO, que nos permite conocer las ultimas tendencias del arte y en donde reencontramos a algunos de nuestros autores con sus nuevas producciones.
Este enriquecedor recorrido que nos proporciona la Colección de Diputación Provincial, es muy eficaz y trascendente en los primeros pasos de la andadura de un Centro de Arte Contemporáneo, sobre todo para que recordemos y tengamos muy presente algo fundamental, quienes somos y de donde venimos.