CICLO DE CINE. EL ROCK Y LA MÚSICA POPULAR EN EL CINE

Pese a ser de los movimientos culturales más importantes desde la segunda mitad del siglo XX, el cine y el rock nunca se han prestado toda la atención que debieran, y aunque el matrimonio entre ambos no ha proporcionado demasiados grandes frutos y estos no siempre han sido recibidos como debieran por el gran público, creemos que es importante resaltar esos vínculos y lo que han representado como fenómeno social y cultural.

Cine y rock al ser, a su vez, exponentes máximos de la cultura de consumo del siglo XX, estaban condenados a entenderse desde que este nació: a mediados de los años 50 una nueva gama de productos cinematográficos para la juventud, con el fenómeno Elvis a la cabeza, arrasó los Estados Unidos. Desde entonces, al unirse el sonido con la imagen, el cine le dio al rock una fuerza irresistible.

Resulta complejo establecer un recorrido histórico exhaustivo a lo largo y ancho del matrimonio de conveniencia establecido hace más de cinco décadas entre cine y rock, especialmente porque sus primeras manifestaciones son producto de meros intereses económicos, lo cual revertía indefectiblemente en películas de baja calidad y menor presupuesto facturadas al por mayor para su rápido consumo.

Desde entonces, han sido bastantes las apariciones de estrellas más o menos brillantes en los títulos cinematográficos, se trate o no de filmes musicales en sentido estricto. Ese es, precisamente el segundo problema básico a la hora de enfrentarse al tema. El hecho de hablar de género es, hasta cierto punto, susceptible de discusión.

La serie de características diferenciadas y reconocibles que separan a los distintos géneros del cine no están tan claras cunado nos referimos al cine rock. La diferencia de modelos, de tiempos, de espacios, de conceptos musicales, de función del elemento musical, etc. que se incluyen en la ambigüedad de las filmografías del cine musical hacen que nos preguntemos: ¿Qué es el cine Rock?

La música popular y su entorno pueden dar argumentos a películas de toda índole, desde documentales a comedias o dramas, pasando por biopics o ese lugar común que es el concierto filmado. Hemos recopilado títulos que todo roquero de pro o amante de la música moderna en general tiene que haber visto al menos una vez en la vida, sea cual sea el género de sus amores (aquí caben desde los Beatles a los grupos metaleros, pasando por el jazz y el rhythm and blues.

Las distintas sesiones (un miércoles al mes) se plantearán a modo de Cine-Forum, con una introducción previa sobre las circunstancias sociales, culturales y artísticas de la película y su valor en el contexto de la filmografía actual. Una vez visionada la película, se establecerá un coloquio con los asistentes sobre diversos aspectos de la misma, su importancia, influencia o repercusiones.

En definitiva, “para oír con tus ojos y ver con tus oídos”

Cinemusical